Facebook Twitter

Laia

Salvador Espriu
Laia
Como nunca nadie se preocupó demasiado de ella, había pasado la infancia abandonada a la buena de Dios. Cuando aún no tenía dos años estuvo enferma de una extraña dolencia que la puso a las puertas de la muerte. El médico habló de alcoholismo, de las leyes de la herencia y de nervios desquiciados, pronunció con énfasis la palabra «desconfianza» y dejó a la familia pasmada y llena de un respetuoso agradecimiento por su saber. Después de aquel pronóstico, pocos creían en las posibilidades de salvación de la pequeña, pero ésta se recuperó y creció larguirucha, antojadiza y huraña. Le gustaba pasarse horas y horas cara al mar, indiferente a lo que la rodeaba, con gesto impenetrable, impasible, casi de idota. Algunas veces, al despertar, parecía fatigada, como si hubiese hecho un gran esfuerzo. Otras, sobre todo si alguien se atrevía a importunarla, huía chillando como si la torturasen y caía, estremecida en convulsiones, en medio del arenal y las barcas.

Las crisis de abatimiento alternaban con cortos períodos de una actividad bulliciosa. Mientras los vivía, la niña era arriscada, fuerte, resuelta, apasionada, temida por sus arrebatos de ira y obedecida con fe ciega por su pandilla. En las desenfrenadas luchas con piedras y hondas era la primera. Infatigable, iba al frente de todos los juegos y se metía en todas las peleas. Prefería la compañía de muchachos a la de muchachas, nadaba desde siempre como un pez y amaba el mar y todo lo que con él se relacionase. Se rodeaba de salabres y nasas y sabía manipular toda clase de aparejos. Conocía el tiempo y no erraba nunca al indicar los cambios del viento, tanto si había de ser la brisa que trae la calma y apacibilidad de la mar, como el garbino, o el levante, o el jaloque, el peligroso jaloque que a menudo desencadena temporales desoladores.

Aunque pronto volvía a la inmovilidad y a la abulia. Su mirada se hundía y sobrevenían la lasitud, la demacración y los temblores nerviosos. Cuando no se podía valer, era maltratada por venganzas cobardes y perseguida con odio por los que más la temían. Entonces, desastrada y miserable, quedaba a merced de la crueldad de la gente, aborrecida por todos, falta en absoluto de protección.

Era hija de pescadores y fue bautizada con un nombre que nadie recordaba, pero la llamaban Laia. Era la hija de unos pescadores de nuestro mar.

Traduït per Roberto Alcaraz
Salvador Espriu, Laia. Barcelona: Polígrafa, 1970, p. 15-17.
Salvador Espriu, vers 1980. Centre de Documentació i Estudi Salvador Espriu
Comentaris sobre obres
Antígona (1955)
per Carles Miralles
Aspectes (1934)
per Gabriella Gavagnin
Cementiri de Sinera (1946)
per Joan Ramon Veny Mesquida
El caminant i el mur (1954)
per Rosa M. Delor
Final del laberint (1955)
per Rosa M. Delor
La pluja (1952)
per Miquel Edo
Laia (1932)
per Víctor Martínez-Gil
Les cançons d’Ariadna (1949)
per Gabriella Gavagnin
Letizia (1937)
per Miquel Edo
Setmana Santa (1971)
per Jordi Cerdà
Fragments
Primera història d'Esther
English | Español | Français
Antígona
Español | Italiano | Rus
Cementiri de Sinera
Deutsch | English (Bogin) | English (James Eddy) | Español (Badosa) | Español (Batlló) | Español (Corredor Matheos) | Español (Sánchez-Pinyol) | Esperanto | Français (Bensoussan) | Français (Sarsanedas) | Italiano | Rus
Final del laberint
Deutsch | Español (Badosa) | Español (Batlló) | Español (Robayna-Pinyol) | Français (Bensoussan) | Français (Sarsanedas) | Italiano | Rus
La pell de brau
Deutsch | English | Español (Goytisolo) | Español (Hernández) | Esperanto | Français | Italiano | Português | Rus
Laia
Español
Les hores
Español (Badosa) | Español (Batlló) | Español (Robanya-Pinyol) | Français (Bensoussan - Boyer) | Français (Sarsanedas)
Les oliveres
Deutsch | Español | Français
Les roques i el mar, el blau
Español | Français
Llibre de Sinera
Deutsch | English | Español (Badosa) | Español (Batlló) | Español (Robayna - Pinyol) | Français | Italiano
Setmana Santa
Deutsch | Español | Français | Rus
«Assaig de càntic en el temple»
Deutsch | English | Español | Français | Hrvatski | Italià (Faccio) | Italià (Lanciani) | Italià (Sansone) | Italià (Tavani) | Português | Slovensko | Svenska
«El sotjador»
Deutsch | Français
«Paulina»
Español | Français
«Tereseta-que-baixava-les-escales»
Deutsch | Español | Italià
Ressenyes
El crit del somiador
per Peter Hamm
El perfil d’un intel·lectual
per Rosa M. Delor i Muns
Salvador Espriu
per D. Sam Abrams
Bibliografia
Altres
Cercador d’autors
A-B-C-D - E-F-G - H - I
J - K - L - M - N - O - P - Q - R
S-T-U-V-W-X-Y-Z
Traduccions de la literatura catalana
Podeu consultar més pàgines sobre la literatura catalana en traducció a:
Amb el suport de: