Facebook Twitter
Portada > Traduccions de la literatura catalana > - > Joan Fuster > El descrédito de la realidad

El descrèdit de la realitat

Joan Fuster
El descrédito de la realidad

Salvador Dalí

Fue, en cambio, Dalí quien proveyó a los literatos surrealistas de un cuerpo de doctrina sobre la pintura, acorde con el propósito que les animaba. Es el famoso “método paranoico-crítico”. El pintor surrealista, según Dalí, puesto que tiene la misión de revelar su propia actividad psicológica profunda, copiará las imágenes del subconsciente, y las copiará como el pintor pompier copia las imágenes de la realidad sensible. Es secundario que Dalí hiciese hincapié en aquella forma de delirio coherente que es la paranoia, y que la convierte en el eje de su doctrina. Paranoico o no, paranoico auténtico o falsificado, el caso es elmismo. El pintor surrealista debía pintar lo que Salvador Dalí llamó –no se si inventando el término—l’irrationnalité concrète, la cual se sirve de la realidad del mundo exterior comme illustration et preuve. Y claro está, como se le atribuye este carácter casi de dato psicológico, la transcripción de la imagen—un sueño, una alucionación--, para ser válida, ha de ser exacta: exacta con tanta exactitud como humanamente sea posible. El pintor, pues, pasa a ser un fotógrafo del subconsciente. El pompier es despreciable—ignoro si también lo era para los surrealistas—porque “fotografiar”, o pretende “fotografiar”, las cosas del mundo exterios, cuando esto lo obtendría mejor a través de un procedimiento mecánico, más barato y limpio; pero Dalí cree que esta manera pompier es necesaria para captar las fabulaciones de la subconsciencia. Y no digo que el surrealista—siempre según Dalí—es un “fotógrafo del subconsciente” por referencia paralela: la pintura fue expresamente definida por él como photographie à la main et en couleurs de l’irrationnalité concrète et du monde imaginatif en genéral. Sin embargo, lo que nos interesa destacar aquí es la relación entre el pintor y las “cosas” que quiere reproducir—ese “modelo puramente interior”—no se diferencia ni pizca de la relación que mantenían, durante el siglo XIX, los “naturalistas” con el “modelo puramente exterior”. Las posibilidades plásticas del surrealismo quedaban así prácticamente frustradas.

Traduït per J. M. Palacios
Joan Fuster, El descrédito de la realidad. Barcelona: Editorial Ariel, 1975.
Joan Fuster, després de l’atemptat de 1981, Arxiu “El Temps”
Cercador d’autors
A-B-C-D - E-F-G - H - I
J - K - L - M - N - O - P - Q - R
S-T-U-V-W-X-Y-Z
Traduccions de la literatura catalana
Podeu consultar més pàgines sobre la literatura catalana en traducció a:
Amb el suport de: